Tras la preproducción y una vez que los diseños están decididos, toca plasmar las ideas en el show, creando escenas y secuencias, aquí es donde entra la programación.

Ayudado de visualizadores en tiempo real y sin tener que movilizar equipos podremos generar los ambientes y efectos que buscamos, creando a su vez un show file estructurado y fácil de actualizar en el futuro según las necesidades que vayan surgiendo.

Además de conseguir sincronización entre equipos de iluminación y vídeo consiguiendo un espectáculo más completo (más información en la sección Audiovisuales).